Creado en Sábado, 09 Abril 2016

SEBASTIAN DE BELALCAZAR

Descubridor, conquistador, y colonizador, su verdadero apellido era Moyano, pero adoptó el nombre de su localidad natal, Belalcázar. Nacido hacia 1490, llegó en 1507 a la isla de La Española, pero volvió a España, y en 1514, se enroló en la expedición encabezada por Pedro Arias Dávila desde Sanlúcar el 11 de abril de 1514 y que se dirigía a Tierra Firme .

Fundó junto con Pedrarias la ciudad de Panamá, en 1519, siendo capitán fue enviado a varias empresas arriesgadas. Durante 1524 se unió a la expedición de Francisco Fernández de Córdoba para la conquista de Nicaragua, participando en la fundación de la ciudad de León, a Belalcázar, solo le importaba la gloria para España, mas que las riquezas.

En 1529 vendió todo y organizó un contingente de hombres, uniéndose a Francisco Pizarro para la conquista del Perú, fundó junto con este la ciudad de San Miguel de Piura. En Cajamarca se enfrentó a las tropas del Inca Atahualpa, mandando parte de la caballería, en 1533 organizaría la exploración y conquista del reino de Quito, en el año de 1535 fundó San Francisco de Quito, la actual Quito, y Santiago de Guayaquil, la actual Guayaquil, ya entrado 1536 otra expedición bajo su mando puso rumbo a Popayán, en busca de El Dorado, fundando las ciudades de Cali, Popayán y Timana.

Volvió a España llegando a Sanlúcar en 1539, y regresó, con el titulo de Gobernador de Popayán y de las provincias Equinocciales, zarparía desde Sanlúcar el 26 de julio de 1540. A su llegada a sus nuevos territorios, se desplazó al Perú en ayuda del Gobernador Vaca de Castro, también ayudó a Blasco Núñez de Vela en la lucha contra Gonzalo Pizarro, de vuelta a sus territorios su lugarteniente Robledo, se había sublevado, y tuvo que combatirle, derrotándolo y mandando fuera ejecutado en la horca. Fue acusado por los españoles de cometer abusos de poder y solicitaron su procesamiento, condenándole a muerte, pidió una apelación al Rey, pero Belalcázar enfermó al preparar su viaje de regreso a España para defenderse, moriría en Cartagena de Indias.