images/cabecera_01.jpg

 

 

Explorador y conquistador, nació en Badajoz en 1486. Viajó a Santo Domingo El 3 de junio de 1509 desde Sanlúcar, acompañado de sus hermanos Juan, Gonzalo, Jorge y Hernando pasó luego a Cuba, y en 1518 participó en la expedición que mandaba Juan de Grijalva, enviada por Diego Velázquez, a explorar la península de Yucatán y las costas de Méjico, se le confió el mando de una nave y descubrió un rio que lleva su nombre.

Compañero en la conquista de Méjico de Hernán Cortés, este le nombró su lugarteniente, tras desembarcar en Veracruz, marchó con él hacia el interior del país.
Allí fueron recibidos por Moctezuma, que les dio alojamiento en uno de los palacios de la ciudad, Alvarado quedó al mando de los españoles mientras Hernán Cortés salió a enfrentarse con las tropas de Pánfilo de Narváez, que enviado por el gobernador de Cuba, Diego Velázquez había llegado a Méjico para destituirle del mando y apresarlo.

Alvarado era un soldado con mucho valor y en los combates un temerario, Alvarado fue encargado fue encargado por Cortés para conquistar Guatemala y El Salvador, al mando de 300 soldados y 160 jinetes. Fundó en 1524, la localidad de Santiago de los Caballeros (en la actualidad conocida como la ciudad de Guatemala), regresó a España para declarar en el juicio contra Cortés y justificarse de sus cargos contra los indios, cosa que logró gracias a Francisco de Cobos secretario de Carlos V.

A comienzos de 1539 se hizo a la mar Pedro Alvarado y se dirigió a su gobernación en Guatemala de la que había sido nombrado gobernador, le acompañaban; Juan Rodriguez Cabrillo y Andrés de Urdaneta.

Durante un enfrentamiento con los indígenas de la zona, esta vez Alvarado iba a pie, fue arrollado por el caballo de uno de sus soldados, debido a la cantidad de heridas que sufrió, murió al poco tiempo. No mereció morir de este modo, uno de los mas valerosos conquistadores del Imperio español. Sus restos reposan en Guatemala, junto a los de su esposa Beatriz.