Creado en Miércoles, 06 Abril 2016

AMERICO VESPUCCIO


Marino y cosmógrafo italiano al servicio de España, nació en la ciudad italiana de Florencia en 1451, procedente de una familia acomodada cercana al círculo de los Medici, lo que le permitió entrar en contacto con importantes personalidades de Florencia, permanecería hasta 1491 al servicio de los Medici.


En 1493 se traslada a España, donde se puso al servicio de Juanoto Bernardi, florentino dedicado al comercio de oro y esclavos, y proveedor de naves para el Nuevo Mundo. Tras la muerte de Bernardi en 1495, le sucedió Vespuccio, decidiendo compaginar los negocios con la navegación. Vespuccio realizó varios embarques de mercancías a las indias desde el puerto sanluqueño de Bonanza.


Embarcaría en 1499 en la flota de Alonso de Ojeda y Juan de la Cosa, que zarpó de Sanlúcar el 20 de mayo siguiendo la ruta del tercer viaje de colombino, recorriendo la costa norte de Sudamérica, llegando hasta la Guajira en (Colombia), regresando en junio de 1500. Durante 1502 se trasladó a Lisboa, desde donde hizo viajes al Nuevo Mundo al servicio de Portugal, llegando a Brasil a finales del mismo año, bordeando la costa en dirección sur, llegando a tierras australes, según, Sebastián Gaboto y otros navegantes.


Comprobó así que las tierras descubiertas no eran una prolongación de la península asiática, sino un nuevo continente. De regreso a España en 1505, seria recibido un año después por el Rey en la ciudad de Toro, concediéndole la ciudadanía española. En 1508 fue designado piloto mayor de la Casa de Contratación, con un salario de 50.000 maravedíes, cargo que alternó con sus negocios indianos, invirtiendo su dinero y navegando en alguna de las flotas. Sus viajes fueron narrados y traducidas a varios idiomas, siendo un librero alemán llamado Flacomillo, quien le daria el éxito obtenido con las narraciones, proponiendo ponerle su nombre al Nuevo Continente, siendo en 1520 cuando una carta de marear, publicada por Joaquín de Wat, hacia la misma proposición. Esto sirvió, para denominar el continente descubierto (América), no llegando a conocer ninguna de estas proposiciones, pues en febrero de 1512 falleció.